En realidad, yo no quería escribir sobre gatos. Las historias de animales domésticos suelen ser ligeramente embarazosas. Pero, primero, Némesis y Miss Daisy no son animales domésticos. Y segundo, en realidad no estoy hablando de gatos. O solo un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s