En la reseña de hoy hablo de Mapocho, de Nona Fernández (Editorial Minúscula). Ya sabemos lo difícil que es que los muertos descansen en paz si no se les entierra, si no se reconoce su muerte, si no hay una posibilidad de despedida y, en ciertos casos, si no se señala a los culpables de su muerte.

Por eso los muertos resurgen una y otra vez en el río Mapocho, que atraviesa Santiago de Chile, reaparecen porque los hicieron desaparecer. En esta soberbia novela, Nona Fernández habla de pasado y presente, de violencia, de los silencios interesados con los que se construye la historia. Y de una pasión ilícita.

Vídeo y podcast aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s