A la pregunta de si la literatura sirve para algo y si la literatura transforma la realidad, quizá solo se pueda responder de verdad escribiendo. Por ejemplo, escribiendo poesía. Y hoy traemos dos libros de poemas que van más allá de la experiencia personal de quien los escribe y se instalan en un contexto social y político, de manera más o menos velada, más o menos explícita, porque lo que sucede en nuestro entorno nos afecta: nuestra experiencia es también cómo nos cambia el mundo en el que vivimos. Y a ese mundo se asoman dos libros muy interesantes, Hijos de la bonanza, de Rocío Acebal Doval (Editorial Hiperión), y La cadena del frío, de Diego Sánchez Aguilar (Editorial La estética del fracaso).

Aquí encontraréis el vídeo y el podcast completos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s