Hoy toca hablar de relatos. ¿Existe el relato perfecto? ¿Tiene un relato que ajustarse a un modelo predeterminado? Muchos escritores han afirmado que sí. Pero cada vez está más claro que en ese género caben aproximaciones muy distintas, como muestran Volar a casa, de Daniel Monedero y La oscuridad es un lugar, de Ariadna Castellarnau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s